La Alianza Atlántica celebra en Washington su 75 aniversario con dudas sobre el liderazgo de Biden y temor al regreso de Trump