El magistrado barcelonés Joaquín Aguirre abre una pieza contra el expresidente catalán como paso previo a pedir su imputación en el Tribunal Supremo