El Gobierno denuncia que la presidenta de la Comunidad de Madrid invade competencias exclusivas del Estado en política exterior