«La única salida que tiene García Ortiz es la dimisión inmediata porque está acorralado», afirma Cuca Gamarra