Las autoridades holandesas investigan las causas del suceso, ocurrido la tarde del miércoles cuando el aparato de la aerolínea KLM se disponía a despegar rumbo a Dinamarca