El arresto del general Yuri Kuznetsov por sospechas de haber recibido sobornos se suma al de Timur Ivanov, hasta el pasado abril ‘numero dos’ de la oficina gubernamental