El ataque contra la ONG de José Andrés aviva al sector demócrata que llama a poner fin al abastecimiento de armas a Netanyahu