El espectador, que supuestamente le llamó «mono» y «negro de mierda», también presentó una denuncia contra el guardameta por zarandearle