El expresidente canario seguirá los pasos de Armengol tras confirmar el exasesor de Ábalos y presunto cabecilla de la trama que hizo de «interlocutor» para la compra de mascarillas