Moscú admite que uno de sus aviones de transporte militar se ha estrellado en la región de Ivánovo con quince personas a bordo