El yihadista sirio afirmó en el proceso judicial que su intención es «matar tanta gente como sea posible»