En las últimas horas el ejército hebreo ha intensificado sus ataques: ha bombardeado una infraestructura militar en Siria, ha matado a otro alto comandante de Hamás y una nueva acción sobre Gaza ha dejado 50 muertos