Una victoria este domingo en Oslo certificaría la clasificación para la Eurocopa de una selección que deberá minimizar al salvaje artillero del Manchester City