El jugador del Al-Nassr, de 38 años, cumplió 200 internacionalidades con Portugal y lo celebró con un doblete y la clasificación para su sexta Eurocopa, un hito sin precedentes