El ejército realizó anoche sus primeras incursiones más allá de la Franja para buscar rehenes y destruir bases de Hamás