El Kremlin apunta al llamado Cuerpo de Voluntarios Rusos, una unidad creada en agosto de 2022 y compuesta por nacionalistas de este país contrarios a Putin