La izquierda y la ultraderecha someterán el lunes a la Asamblea Nacional la continuidad del Gobierno mientras los sindicatos anuncian que seguirán con la lucha