Los socios de la coalición van de cabeza a un choque de consecuencias imprevisibles en vísperas de una fecha tan cargada de significado como el 8-M