El jugador de 27 años, propiedad del Getafe, fue cedido el pasado verano al Sparta de Praga