Los servicios de rescate ucranianos contabilizaban anoche 30 muertos y decenas de desaparecidos