La selección rompe récords de audiencia en la Eurocopa, sobre todo en las franjas de edad más bajas, entre los 4 y los 24 años