La presión alta, la defensa sin goles, Cucurella, Fabián y los extremos, factores que han hecho progresar a España