Defiende los pactos para «avances irreversibles» y fía la legislatura a que la agenda social «despegue» y a un nuevo Presupuesto