Campeón del mundo y de Europa, tocó varias veces el cielo tras pasar por la oscuridad del acoso escolar y los insultos homófobos de quienes le ven extraño en un deporte de mujeres