Se trata de supuestos ilícitos contra la Administración Pública, contra la Hacienda Pública, malversación, prevaricación y tráfico de influencias, según la documentación que ya consta en la causa