El tenista malagueño, en un bache de juego y resultados en este 2024, acaba su relación con Jorge Aguirre y comienza a trabajar, al menos hasta Wimbledon, con Fernando Verdasco