La ministra afirma en el Congreso que el ‘hackeo’ de los terminales del presidente, Marlaska y ella misma no comprometió en ningún momento la seguridad nacional