Los tres candidatos a la presidencia de la entidad nacionalista son reacios a que ERC permita la gobernabilidad al aspirante socialista