«Vamos a actuar en consecuencia si no las hay», reitera el ministro de Asuntos Exteriores tras la declaración institucional impulsada después de que el presidente de Argentina llamara «corrupta» a la mujer de Sánchez