«La decisión no está clara, pero si me encuentro bien espero estar en París y pelear», asegura el balear ante el Grand Slam que se disputa en dos semanas