«Cuando me han comunicado la noticia me he puesto a llorar; es un premio con el que siempre he soñado», asegura la flamante Princesa de Asturias de los Deportes