El filial azulón, primer rival para los costasoleños en la promoción, terminó la fase regular como cuarto clasificado del Grupo 5 de Segunda RFEF