Kiev denuncia un acto de «despreciable propaganda» y recuerda que Putin es reclamado en 123 países por orden de la CPI