El conjunto de Ancelotti, con Courtois de vuelta al césped, necesita ganar al Cádiz y que el Barça pinche después en Girona para entonar el alirón este sábado