La malagueña y la madrileña unen sus caminos con un proyecto que ya mira a Los Ángeles 2028 y que pasará a ser la segunda mejor española