La líder de la oposición en la capital ha sido llamada al orden en tres ocasiones tras «insultar» a los representantes de la formación de Abascal, lo que suscitado que el presidente del Pleno le obligase a dejar el Palacio de Cibeles