El paso de la princesa por el Ejército coincide con el aumento de mujeres que aspiran a un puesto en las Fuerzas Armadas frente al descenso de hombres