El conjunto de Chamartín ofrece una resistencia conmovedora antes de abatir desde los once metros al Manchester City para sellar sus cuartas semifinales de la Champions consecutivas