La campeona del mundo del Levante y máxima anotadora de la Liga F, será junto Athenea del Castillo la punta del iceberg en la lucha blanca por dominar el fútbol femenino español