El expresidente de EE UU llega al tribunal de Nueva York donde será procesado por sobornar en la campaña electoral de 2016 a la actriz porno Stormy Daniels