El conjunto colchonero, que dejó escapar vivo al Borussia en el Metropolitano, defiende en el temido Westfalenstadion de Dortmund su mínima ventaja