El bloque de Ancelotti camina en una de las temporadas más sólidas que se le recuerdan, con el central alemán como líder indiscutible de la retaguardia