El delantero anotó su primer gol en la Liga de Campeones con el Dortmund, al que llegó tras deslumbrar en el Ajax y tras superar el pasado año un tumor en los testículos