Las pequeñas inclemencias meteorológicas han privado de ensayos útiles a la inmensa mayoría de los pilotos en la primera jornada de entrenamientos libres