El técnico malagueño repite al frente del combinado asiático, al que ya entrenó entre 2016 y 2017, y su labor el próximo verano será compatible con su contrato actual en el Barcelona, renovado hasta 2026