Su candidato Javier de Andrés reivindica una Euskadi «abierta» en la que «el mérito, el esfuerzo, la formación y la igualdad de oportunidades se abran paso» frente al «nacionalismo obligatorio»