Una actuación sublime del búlgaro corta el progreso de Alcaraz en los cuartos de final del Masters 1.000 de Miami