El conservador Johnny Mercer se ha negado a identificar a los dos confidentes que le dieron pistas sobre la veracidad de las denuncias de crímenes durante el conflicto