Los morados critican el envío de más armas a Ucrania y acusan al Gobierno de estar metiendo a España en una escalada bélica «muy preocupante»