Se cumplen cinco décadas desde los inicios como profesional del cántabro que cambió para siempre el golf en España y en Europa